Bombones de San Valentín sin gluten

Llega San Valentín y aquí os dejo una receta para compartir con alguien especial (¡o no, hazlos para ti mism@!): Bombones de San Valentín sin gluten y con avellanas. Son una versión más sana de los típicos bombones y tienen un toque ‘Ferrero Rocher’ (salvando las distancias, claro, pero es que estos son mucho más sanos). ¡Empezamos con la receta!

Tiempo de preparación: 30 minutos
Dificultad: fácil

Ingredientes

  • 150 gramos de chocolate negro 85% cacao (sin gluten)
  • 150 gramos de avellanas crudas

Utensilios

  • Molde de silicona de corazones (para hacer bombones)
  • Procesador de alimentos

Preparación

1.En una bandeja de cristal para horno, vierte todas las avellanas y ponla al horno a 180º, encendiendo ambas partes durante 10 minutos. Cuando pase ese tiempo y las avellanas se hayan tostado, sácalas del horno.

2. Para pelar las avellanas, ponlas encima de un paño de cocina limpio, dobla el paño por encima de las avellanas y frótalas con él. Poco a poco se irán pelando.

3. Separa tantas avellanas como bombones quieras hacer. En mi caso el molde era para hacer 15 bombones y guardé esa cantidad.

4. El resto de avellanas ponlas en un procesador de alimentos. Procesa las avellanas durante un minuto. Después, abre el procesador y pasa una espátula por las avellanas troceadas que queden en los bordes para que vayan a la parte central. Repite el proceso varias veces, hasta que las avellanas troceadas queden con una textura de crema de untar.

5. Deshaz el chocolate al baño maría. Es importante que lo hagas de esta forma porque si lo fundes en el microondas puede quedar demasiado compacto, y debe quedar de forma totalmente líquida.

6. Cuando el chocolate esté deshecho, con la ayuda de una cuchara lo debes verter en los huecos de corazones del molde de silicona, pero no rellenes todo el corazón sino solo un tercio.

7. Coge las avellanas que has guardado, úntalas pasándolas por la crema de avellanas y pon una en cada bombón. Cuando las hayas añadido todas, termina de rellenar el bombón con el chocolate fundido.

8. ¡Pon el molde de silicona al congelador y en una hora ya tendrás tus bombones de San Valentín sin gluten hechos! ¡Deliciosos!

9. A mí me quedó crema de avellana y chocolate fundido de sobras, y aproveché para mezclarlos, añadiendo un poco de aguacate, para crear una crema tipo ‘nutella’. Si no gastas todos los ingredientes, es una opción para aprovecharlos. ¿Te ha gustado esta receta de San Valentín sin gluten? Prepárala, ¡y compártela! 😛

bombones san valentínbombones chocolate

Bombones sin gluten de chocolate y plátano 

¿A que tienen buena pinta estos bombones sin gluten? Los puedes hacer en un momento y son bastante sanos para ser bombones, porque básicamente llevan fruta y chocolate. ¡Empezamos!

Tiempo de preparación: 20 minutos + 30 minutos enfriando
Dificultad: fácil

Ingredientes:

  • 2 plátanos
  • 100 gramos de chocolate negro más 70% cacao (sin gluten)
  • 3 nueces
  • 1 cucharada de cacao en polvo puro, sin azúcar (sin gluten)

Preparación

1. Deshaz el chocolate negro al baño maría.

2. Corta el plátano a trocitos pequeños (como en la imagen).

3. Con un palillo, pincha un trozo de plátano y mételo en el bol con el chocolate deshecho. Con la ayuda de una cuchara, cúbrelo con chocolate.

4. En una bandeja o plato grande pon papel de horno. Encima ve dejando todos los trocitos de plátano cubiertos completamente con chocolate fundido. Si al quitar el palillo del plátano queda la marca, cúbrela con chocolate.

5. Para decorarlos, chafa las nueces (con un tenedor o con un mortero) y espárcelas por encima de la mitad de los bombones de chocolate.

6. La otra mitad de los bombones, cúbrelos con cacao en polvo. Para que quede bien esparcido y sin grumos puedes utilizar un colador pequeño.

7. Pon la bandeja o plato en el congelador entre 30 minutos y 1 hora y, ¡bombones sin gluten listos para comer! ¡Ya los puedes servir a tus invitados!

bombones de plátano

bombones de chocolate

Panellets sin gluten

Esta receta es no puede faltar durante la Castanyada: ¡panellets sin gluten! Es ideal para prepararla con los más pequeños. Yo la hice con mis dos primas, mi hermana y mi madre, y las fotos que veis son el resultado de una mañana de ‘trabajo culinario’. 😉 Todos los ingredientes de los panellets son sin gluten por naturaleza, pero algunos de ellos podrían contener trazas de gluten, por lo que hay que comprar los ingredientes que lleven la etiqueta ‘sin gluten’. Además, hay que tener en cuenta la contaminación cruzada al cocinar. Dicho esto, ¡a por los panellets!

Tiempo de preparación: 1 hora y media
Dificultad: fácil
Cantidad: ¡Para toda la familia!
*Receta de consumo ocasional

Ingredientes

  • 1kg de harina de almendras (etiquetada sin gluten)
  • 1 moniato grande
  • 600 gramos de azúcar
  • 2 yemas de huevo

Ingredientes para hacer distintos panellets

  • De piñones: Piñones al natural (sin tostar) y 1 yema de huevo
  • De coco y chocolate: coco rallado (etiquetado sin gluten) y chocolate negro 70% (etiquetado sin gluten)
  • De cerezas: cerezas en almíbar
  • De almendras y limón: Almendras al natural troceadas (etiquetadas sin gluten), 1 yema de huevo y la ralladura de 1 limón

Preparación

1. ¡Empezamos a preparar esta receta de panellets buenísimos! Pelamos el moniato, lo cortamos a trozos pequeños y lo ponemos en una cazuela con agua hirviendo para cocerlo.

2. En un bol grande vertimos el azúcar y la harina de almendras. Removemos con una cuchara o espátula. Cuando el moniato esté hecho, lo añadimos y mezclamos bien. Nos quedará una textura mucho más cremosa. Después incorporamos las dos yemas de huevo y volvemos a remover bien. Podemos amasar con las manos para que todos los ingredientes queden bien mezclados. ¡Ya tenemos la base del panellet hecha!

3. Como prepararemos panellets de 4 tipos, separamos la masa en 4 partes iguales.
Para hacer los panellets de piñones, cogemos un poco de masa con las manos y formamos una bolita redonda. La pasamos por la yema de huevo, ponemos los piñones en un plato y pasamos el panellet por encima de los piñones para que queden pegados a él. Repetimos el proceso con todos los panellets y, cuando estén, los vamos añadiendo en una bandeja de horno que lleve papel de hornear para que no se peguen.

4. Para hacer los panellets de chocolate y coco, primero mezclamos el coco rallado con la masa del panellet. Cuando tenemos una masa uniforme, con las manos cogemos un poco de masa para formar una bola pequeña y, después, con los dedos le damos forma de volcán (como en la imagen).

5. Para los panellets de cerezas, formamos una bola, les añadimos una cereza en almíbar y los chafamos un poco para que queden como en la foto.

6. Para los panellets de almendras y limón, mezclamos la masa de panellet con la ralladura de un limón. Después, hacemos las bolitas de panellet, las pasamos por la yema de huevo y las cubrimos con las almendras troceadas.

7. Cuando tenemos preparados los panelles, los ponemos a hornear durante unos 3 o 4 minutos con el horno previamente precalentado a 220 grados. Cuando los panellets  están hechos, los sacamos del horno.

8. Hemos terminado todos los panellets excepto los de coco y chocolate. Deshacemos media tableta de chocolate (puede ser al baño maría o en el microondas) y añadimos el chocolate en la parte superior de los panellets de coco. Los dejamos enfriar en la nevera y quedan deliciosos.

¡Listos todos los panellets sin gluten para celebrar una Castanyada apta para celíacos! Ñam 😛

panellets sense gluten

panellets celiacs

Porridge sin gluten

Un desayuno que me gusta mucho: porridge sin gluten. Es sano, te llena, te da energía por la mañana y está delicioso. Si eres celíaco, ten presente si toleras la avena sin gluten o no. Generalmente la avena se retira de la dieta al iniciar la dieta sin gluten y más adelante se vuelve a comer avena sin gluten para ver si se tolera correctamente o no, bajo supervisión médica. Dicho esto, ¡vamos allá con la receta!

Tiempo de preparación: 10 minutos
Dificultad: fácil

Ingredientes

  • 1 vaso y medio de leche vegetal (leche de coco o de almendra, sin azúcar añadido)
  • 3 cucharadas soperas de avena sin gluten
  • 1/3 de plátano
  • 1/2 manzana pequeña
  • 1 cucharada pequeña de canela molida (etiquetada sin gluten)

Preparación

1. ¡Empezamos a preparar este porritge de avena sin gluten! Vierte la leche vegetal en una cazuela y ponla al fuego hasta que hierva.

2. Mientras se calienta la leche, pela la manzana (opcional) y córtala a pedacitos pequeños. Corta también el plántano que necesitas.

3. Cuando la leche empieza a hervir, añade la manzana, el plátano, la avena y la canela. Baja un poco el fuego y ve removiendo todos los ingredientes con una cuchara o espátula durante unos 5 minutos, hasta que veas que la avena ya está hecha y queda una textura cremosa, como en la imagen.

4. Pon la avena en un bol y decora la parte superior a tu gusto. En la de la foto he añadido trocitos de manzana sin pelar y canela. ¡Buenísima! 😛
¿Te apetece desayunar porridge sin gluten?

porridge avena sin gluten

porridge sin gluten

Crema de zanahoria

Una receta calentita que me apetece un montón en otoño: ¡crema de zanahoria! ¿A ti también? Sus ingredientes por naturaleza no contienen gluten, por lo que solo deberás tener en cuenta la contaminación cruzada cuando la prepares. Además, es una receta sana y muy fácil de hacer. ¡Vamos allá!

Tiempo de preparación: 30/40 minutos
Dificultad: fácil
Para 2 personas

Ingredientes

  • 6 zanahorias
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/3 de calabacín
  • Un trozo de puerro (calcula unos 6/7 cm)
  • Una pizca de pimienta molida (etiquetada sin gluten)
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

1. Para empezar, debes pelar todas las hortalizas (las zanahorias, la cebolla, el calabacín y el puerro) y después cortarlas a trozos.

receta crema zanahoria2. Pon una olla al fuego con un chorrito de aceite y vierte las verduras para que se hagan a fuego lento. Ve removiendo con con un cucharón durante unos 3/4 minutos.

crema verduras3. Pasado ese tiempo, vierte agua en la olla hasta que cubra las verduras (yo la precalenté antes, puedes hacerlo también). Añade una pizca de sal y una pizca de pimienta molida. Si es necesario, añade más aceite de oliva.

4. Deja hervir el agua hasta que las verduras estén hechas. Puedes comprobar si lo están pinchándolas con un tenedor: si están blandas significa que ya están hechas y puedes apagar el fuego.

5. Deja que la olla se enfríe antes de triturar las verduras con una batidora de mano, hasta que te quede una crema ligera. Si ves que está demasiado espesa, añádele un poco de agua y sigue batiendo hasta que te quede una crema de zanahoria homogénea. Añade más sal y pimienta si es necesario. ¡Buenísima!
¡Crema de zanahoria lista para servir! ¿Te animas a prepararla?

receta crema zanahoria

crema zanahoria sin gluten

Smoothie con semillas de chía

He preparado un smoothie con semillas de chia, una bebida ideal para tomar a media mañana o a media tarde. Evidentemente es sin gluten porque los ingredientes que he utilizado por naturaleza no llevan. Este mes me enviaron una caja QuéBox sin gluten con productos que no conocía y uno de ellos fue un mix de semillas chia y semillas de lino molidas. Y he decidido preparar esta receta, ¡fácil de hacer y muy rica! Ah, y a continuación también te explico las propiedades beneficiosas de las frutas, verduras y semillas de este smoothie.

Tiempo de preparación: 5 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 1/2 vaso de agua
  • 1/2 vaso de leche de coco
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada sopera de semillas de chia y semillas de lino molidas (he utilizado el mix de Diet Radisson).
  • El zumo de medio limón
  • 1 kiwi (he utilizado kiwi amarillo)
  • 1/2 plátano

Preparación

1. Preparar este smoothie con semillas de chia es muy muy fácil: vierte todos los ingredientes en una batidora eléctrica de vaso y mézclalos bien. Si no tienes la de vaso, también lo puedes hacer con una batidora eléctrica de mano.

2. Si te queda una mezcla demasiado espesa, añade un poco de agua. ¡Smoothie listo!

Propiedades beneficiosas

¿Por qué es un batido con mucha fibra? ¿Qué beneficios tiene cada uno de estos alimentos? Aunque se recomienda comer la fruta entera porque aporta más fibra, un smoothie también es una buena opción para tomar fruta y verdura. 😉

Limón: Son muchas las propiedades del limón pero destacamos algunas de ellas: contiene vitamina C, tiene propiedades antioxidantes, ayuda a mejorar la salud de la piel (si tienes celiaquía de la piel, toma nota) y favorece la digestión (los celíacos sabemos lo importante que es).

Semillas de chía: A parte de contarte lo que ya sabes -es decir, que las semillas de chía aparecen en todas las fotos de las instagramers foodies jaja- te explico por qué son tan beneficiosas: se consideran un superalimento porque tienen mucha fibra, son antioxidantes, son una fuente de Omega 3, tienen un alto contenido en proteína, contienen minerales como el calcio y el magnesio, y también vitamina B9.

Semillas de lino: Este superalimento es una gran fuente de Omega-3. Las semillas son ricas en fibra, ayudan a combatir el estreñimiento y a bajar el colesterol. Contienen Vitamina E y vitaminas del grupo B.

Kiwi: ¿Sabias que el kiwi tienen más vitamina C que las naranjas? Además, es una fruta rica en fibra y muy digestiva. Contiene vitamina E, K y ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Plátano: El plátano, gracias a su alto contenido en potasio, te ayuda a equilibrar el agua del cuerpo al contrarestar el sodio y favorece la eliminación de líquidos. Contiene vitaminas A, C y del grupo B. También tiene magnesio, calcio, selenio, cinc y hierro.

Zanahoria: Te aporta vitamina A y antioxidantes. Ayuda a mantener la salud intestinal, es beneficiosa para tu piel y también para tu vista.

Después de esta lista tan larga de propiedades beneficiosas, ¿te he convencido para que prepares este smoothie con chia seeds? 😉