“Si els pacients celíacs no ens movem, qui ho farà per nosaltres?”,  entrevista a Kico Borràs, delegat de la Associació Celíacs de Menorca i creador del podcast 00Gluten

Kico Borrás, de 52 anys, és celíac, delegat voluntari de l’Associació Celíacs de Menorca i creador del podcast 00Gluten. Pel que conec d’ell, puc dir que és una d’aquestes persones que no esperen assegudes al fet que les coses arribin, sinó que prenen la iniciativa i les fan possibles. Kico viu a Maó, Menorca, i és un amant de fer senderisme, viatjar, aprendre idiomes i anar al cinema. És enginyer en Informàtica actualment treballa com a assessor docent per a la Conselleria d’Educació i Formació Professional.

 

-Quan et van diagnosticar celiaquia?

-Fa 9 anys i mig.

 

-Quins símptomes tenies?

-Diarrea i dolor abdominal. Vaig perdre 5 quilos en pocs mesos.

 

-Van trigar molt a trobar el diagnòstic?

-Cinc mesos. El metge em va donar antibiòtics per a paràsits i no van funcionar. Les primeres anàlisis no van donar resultats. Vaig continuar insistint al doctor. Al final em va fer anàlisi “de tot” i em va diagnosticar celiaquia gràcies als anticossos. Molt amablement em va explicar que ell no tenia massa informació sobre aquesta malaltia, però que tampoc em cregués tot el que trobés per Internet.

Recordo que al desembre vaig començar a seguir la dieta sense gluten i a llegir llibres sobre la celiaquia. Vaig llegir que era recomanable fer una biòpsia intestinal per tenir un diagnòstic 100% fiable i així li ho vaig comentar al meu metge. Em va derivar a l’especialista d’aparell digestiu de l’Hospital Mateu Orfila de Menorca. Vaig haver de tornar a introduir el gluten durant el Nadal i van ser les últimes vegades en què vaig menjar de tot. Al gener em van fer la biòpsia i no va haver-hi dubtes que era celíac. Vaig preferir que no em sedessin i la vaig fer despert. Va ser desagradable però ràpid.

 

-Crec que és important que els pacients prenguem la iniciativa i ens informem com tu vas fer. M’hi sento identificada perquè m’he trobat amb situacions similars. On et vas informar sobre celiaquia una vegada diagnosticat?

-L’especialista d’aparell digestiu de l’Hospital em va donar el contacte de la Associació Celíacs de Menorca. Em vaig fer soci ràpidament i vaig començar a anar a les trobades anuals i a xerrades informatives. De totes maneres, la meva font d’informació més detallada va ser el llibre Living Gluten-free for Dummies de Danna Korn.

 

-Quan van trigar a anar-se els símptomes quan vas començar la dieta sense gluten?

-La meva recuperació va ser lenta. En deixar el gluten no vaig millorar gaire fins que no vaig treure els lactis. Vaig estar uns 2 anys sense, però ara ja puc tornar a menjar-ne. Vaig recuperar el pes perdut i fins i tot amb el temps he agafat algun quilo de més.

 

-Et costa ser estricte seguint la dieta sense gluten?

-Tinc un bon autocontrol i no em costa seguir la dieta excepte si tinc gana i res per menjar. Mai he tornat a menjar gluten conscientment encara que sí que ho he fet a vegades per error meu o aliè. Desgraciadament, he menjat traces moltes vegades tant a casa (al principi) com a casa de familiars o restaurants. Falta molta formació en aquest sentit.

 

-Quan et van diagnosticar, com s’ho va prendre la teva família? Com van reaccionar?

-La meva dona -ara estic separat- em va donar molt suport i va aprendre a cuinar sense gluten ràpidament. Els meus fills eren petits i es van adaptar sense problemes. Al principi vam fer fallades amb la contaminació creuada i amb les etiquetes sense glútens per falta de pràctica. A la meva mare li va costar una mica més, però ara cuina perfectament sense gluten.

En menjars familiars més amplis alguna vegada he proposat fer “la ruleta del gluten”: fer un sorteig i que a qui li toqui, que mengi com jo. De moment no hi ha hagut voluntaris per provar-ho. A mi m’estressen aquests menjars familiars per la quantitat de gluten que hi ha a la cuina i a taula.

 

-M’ha agradat la iniciativa de la “ruleta del gluten” perquè permet que una altra persona es posi en la teva pell. I a casa, com organitzes la teva cuina? És 100% sense gluten per evitar la contaminació creuada?

-Ara mateix és 90% sense gluten. Tinc una prestatgeria separada on guardo el berenar amb gluten dels meus fills (cereals, galetes…) i l’entrepà de desdejuni els el compro en una fleca. A casa no tenim absolutament cap problema. Quan hi ha convidats, mengen sense glútens com nosaltres i els advertim que els “confiscarem” el gluten si el porten. He, he.

 

-Tens algun familiar celíac?

-Tinc un nebot celíac, de 3 anys. Des del principi van avisar al pediatre que tenien un familiar pròxim celíac. A partir dels 9 mesos el nen va deixar de créixer i van insistir al pediatre a fer-li les proves de celiaquia, però a ell no li va semblar convenient. Als 11 mesos va començar a tenir diarrees contínues. Va coincidir amb unes vacances i el nen va estar un mes així. Quan van tornar li van fer les proves i a l’any estava diagnosticat. Llàstima que el pediatre no li va donar importància des del principi. La família s’ha fet sòcia de l’Associació Balear de Celíacs. Ara el meu nebot està tractat pel metge especialista digestiu, menja sense gluten i ho té tot normalitzat i controlat.

Els meus dos fills, de 9 i 11 anys, tenen la genètica positiva. No són celíacs, però la pediatra els controla.

 

-Com vas començar a col·laborar com a voluntari a l’Associació Celíacs de Menorca?

-Tenia molt bona relació amb l’anterior delegat de l’Associació i, coincidint amb el llançament del meu podcast 00Gluten, em va demanar que col·laborés. Vaig fer notes de premsa, vaig ajudar amb taules informatives en esdeveniments i vaig participar més activament en les trobades anuals on els socis ens reunim i cuinem junts. Després d’un temps em va demanar canviar els nostres rols: vaig començar a ser el delegat a Menorca i ell a ajudar-me a mi. Actualment hi ha unes 6 o 7 persones que d’una forma o una altra col·laboren amb nosaltres.

 

-Ara quines són les teves tasques com a delegat?

-Porto el dia a dia de l’Associació juntament amb els altres voluntaris: gestionar l’economia, divulgar a les xarxes socials i la premsa local, ajudar els socis i nous diagnosticats, buscar restaurants que vulguin acreditar-se, vendre loteria de Nadal, organitzar trobades anuals amb els socis, etc.

També impulsem diferents projectes. Per exemple, creem una Auca sobre la celiaquia molt fanfarrona que publiquem al Diari de Menorca. El text és del poeta menorquí Ponç Pons i els dibuixos del dibuixant Dani Triay. A més, actualment estem treballant per impulsar el projecte “Ferreries Sense Gluten”, un punt de trobada sense gluten a Menorca. Ferreries és el poble amb major sensibilitat i coneixement sobre celiaquia a Menorca i crec que amb un esforç raonable es pot fer un pas endavant important. Tenim l’Ajuntament del nostre costat i diversos establiments amb moltes ganes d’avançar. Espero que en pocs mesos comencem a veure’n els fruits.

 

-Per què és important per a tu ser voluntari i contribuir?

-Si els malalts celíacs no ens movem, qui ho farà per nosaltres? Després dels metges, som els qui millor coneixem la malaltia i els que millor podem ajudar els nous diagnosticats. Competim amb la desinformació que hi ha a les xarxes socials, falsos experts de pacotilla i els mites infundats que s’hi difonen.

 

-Recomanaries a les persones celíaques que es fessin membres d’una associació?

-Sí, per donar suport a la nostra causa. Quants més siguem, millor. També és important perquè tinguin informació fiable i a qui recórrer en cas de dubte. És molt barat si tenim en compte que la quota anual és deduïble a l’IRPF. Surt per menys de 20€ anuals. Molts celíacs no estan associats i és una pena.

 

-Quina és la teva principal reivindicació com a celíac?

-Que en la societat se’ns conegui una mica millor i no hàgim d’anar contant la nostra situació cada vegada que mengem amb algú. Quan ens asseiem en una taula, la nostra salut també depèn del fet que els altres comensals vagin amb compte per a no contaminar el nostre menjar.

 

-Quines coses et generen frustració?

-Les persones poc sensibles. No demano que cuinin per a mi; em basta que vagin amb compte a no contaminar el menjar i que no divulguin idees errònies.

 

-Has esmentat el teu podcast 00Gluten. Parla’ns d’això.

-En el podcast tracto temes relacionats amb la malaltia celíaca en format d’entrevista. He parlat amb associacions de pacients, malalts celíacs, pares/mares de celíacs, un esportista, un cuiner, un mestre artesà, una psicòloga, blogueres, etc. Gràcies a ells he pogut fer ja més de 40 episodis!

Vaig començar al maig de 2018 perquè volia ajudar a divulgar informació sobre la malaltia. Feia anys que seguia diversos podcasts i em va venir de gust provar. Pensava que com a molt ho faria durant un any o dos, però ja vaig per la 4a edició. Aprenc, m’ho passo bé i conec gent interessant.

 

-Quin consell donaries a una persona recentment diagnosticada?

-És important que:

  • busqui informació fiable, tant en les associacions de pacients com consultant a persones celíaques del seu entorn que estiguin ben informades.
  • aprengui a cuinar sense traces de glútens des del primer dia. És el que més costa.
  • visiti cases d’altres celíacs per veure com ho fan.
  • busqui un llibre de capçalera on es responguin el màxim de preguntes i dubtes que li sorgeixin.
  • involucri a la seva família, amics pròxims i companys de treball si desdejunen o mengen junts.

 

-T’agradaria afegir alguna cosa més?

-Recomano a les persones celíaques que siguin pacients actius i que, davant qualsevol dubte, preguntin. També que en els restaurants no donin per fet que és correcte si hi posa “sense gluten”. Per exemple, en una carta d’un restaurant hi posava que un plat era “sense gluten” però tenia salsa de soja. Vaig preguntar i, efectivament, era salsa de soja amb gluten. Evidentment aquest establiment no estava certificat.

A més, si diversos comensals demanen el mateix plat, recomano esperar que tots els plats estiguin servits i preguntar al cambrer si el teu és el que han cuinat sense gluten. Pot ser que a la cuina els facin diferent i que el cambrer no el tingui en compte. M’ha passat tres o quatre vegades.

I per acabar, gràcies per entrevistar-me i pel teu treball de divulgació.

-Gràcies a tu Kico!

El Kico Borràs em va entrevistar al seu podcast 00Gluten i aquí us deixo l’entrevista per si us ve de gust escoltar-la.

Consells per evitar el desaprofitament d’aliments

Avui se celebra per primera vegada el Dia Internacional de Conscienciació sobre la Pèrdua i el Desaprofitament d’Aliments.

Si evites el desaprofitament d’aliments no sols ajudaràs al planeta i les persones, també a la teva butxaca! Presa nota!

Dades com per quedar-se atònit:

– Es malgasten 1/3 dels alimentsque es produeixen en el món.

– El38%del consum total d’energia en el sistema alimentari mundial s’utilitza per produir aliments que es malgasten o es perden.

– Un45%de les fruites i hortalisses es malgasten. Sabies que es necessiten 13 litres d’aigua per obtenir un tomàquet? I 50 litres per produir una taronja! A més, cal tenir en compte la terra, les llavors, el treball dels agricultors… En llençar les fruites i verdures, tots aquests recursos emprats han estat en va.

– A l’Àfrica Subsahariana molts petits agricultors viuen amb menys de 2 USD al dia. Doncs bé, les pèrdues d’aliments allí pugen fins a 4.000 milions de USD anuals.

 

Què pots fer? Consells per evitar el desaprofitament d’aliments

FASE 1: “PER QUÈ CARAI, EL MEU REBOST ESTÀ A punt DE REBENTAR?

COM HE ARRIBAT FINS AQUÍ?”

– Per començar, respira profundament, posa’t a la feina i… revisa TOT el que tens en el rebost, nevera i congelador. Posa a la part del davant el que has d’utilitzar abans.

– Si tens molt menjar acumulaten el rebost i en el frigorífic, durant una, dues o tres setmanes dedica’t a ‘gastartots aquests aliments que et caducaran aviat i/o que fa molt que tens. Segurament hi ha molts productes que no sols utilitzar en el teu dia a dia. Utilitza’ls i pren nota per no comprar-los de nou fins que realment tinguis al cap emprar-los per a una recepta concreta.

– Pren nota dels productes que ja tens per no tornar-los a comprarquan vagis al súper. Així evitaràs tenir al rebost 50 llaunes de tonyina (per dir alguna cosa).

 

FASE 2: “QUE BONIC TOT, I ARA COM HO MANTINC?”

– Revisa el rebost i el congelador tots els mesos per gastar els productes que caducaran. La nevera, cada setmana.

– Acostuma’t a posar sempre a la part del davant els productes que caduquen abans.

– Pots planificar els menús de manera setmanal i, en funció d’això, fer una llista de la compra (i cenyir-t’hi com si la teva vida en depengués!).

– Compra sols el que necessites realment! A la teva casa hi viviu 2, 3, 6… però no 15!

– Durant el teu dia a dia, cuina i/o congela aliments com fruites i verdures que vegis que aviat es poden fer malbé. Per exemple, l’altre dia vaig tallar a trossets petits 6 pastanagues i les vaig congelar per cuinar-les més endavant.

– Reutilitza les sobres.

Més consells aquí.

Se t’ocorren més idees? Escriu-les en els comentaris!

La celiaquía en las redes sociales. ¿A qué boggers seguir?

Esta semana he tenido la oportunidad de participar en la charla online “La celiaquía en las redes sociales”, organizada por la Asociación Celíacs de Catalunya, junto con las bloggers La espía celíaca, Cap plat amb blat, Glutoniana y Celíaca de repente.

Comparto algunos temas tratados, en los que todas hemos coincidido:

  • Si tienes un blog, eres responsable del contenido que publicasy debes hacerlo con responsabilidad, especialmente si tratas temas vinculados con la salud, como es la celiaquía y la sensibilidad al gluten/trigo. Lamentablemente, no todo el mundo lo tiene en cuenta.

 

  • Por ello, los propios usuarios cuando consumen contenido en Internet, antes de creer a pies juntillas lo que les dice un/a blogger o influencer simplemente porque tiene muchos seguidores, es importante que se aseguren que el contenido que publica es veraz y responsable. ¿Cómo lo pueden hacer en el caso de la celiaquía?
    • Consultando antes webs de asociaciones de pacientes como Celíacs de Catalunya, Celíacos de Madrid, la Federación de Asociaciones de Celíacos de España
    • Consultando Webs Médicas Acreditadas (WMA). Todas estas webs tienen contenido verificado por profesionales médicos y se pueden distinguir porque llevan este logo. 
    • Consultando un médico especialista.
    • Consultando un dietista-nutricionista especializado en celiaquía.
    • Verificando que el mensaje que transmiten los bloggers/influencers coincide con el que dan las asociaciones y los profesionales de la salud especializados en celiaquía.

 

  • Hay que tener especialmente cuidado cuando se va restaurantes que se recomiendan en las redes sociales indicando que son seguros. No porque lo indique un blogger/influencer es así. Es importante verificar que los establecimientos estén acreditados por las Asociaciones de celíacos.

 

  • Cuando se consulta el contenido en un blog, es importante tener presente la fecha del artículo. Puede que sea de hace cinco años y la información esté desactualizada.

 

¡Espero que este pequeño resumen os sea de utilidad! La charla entera está disponible gratuitamente para todos los socios de Celíacs de Catalunya. Si vives en Catalunya, te puede interesar conocer que la Asociación ofrece una visita de asesoramiento gratuita a personas recién diagnosticadas.

La alimentación intuitiva

La primera vez que oí a hablar de la alimentación intuitiva (intuitive eating) fue a través de la nutricionista Abbey Sharp en su canal de Youtube. Ella explicó que el concepto de alimentación intuitiva se remonta en 1995, cuando las nutricionistas Evelyn Tribole y Elyse Resch escribieron el libro Intuitive eating (La dieta intuitiva).

Antes de seguir debo aclarar, dado que en este blog trato temas sobre celiaquía y sensibilidad al gluten, que el libro hace referencia a las dietas que se hacen por decisión propia (para perder peso, para mejorar la alimentación…) y no entra en este ámbito la dieta sin gluten, que las personas celíacas deben seguir sí o sí por prescripción médica y por salud.

Lo que me gusta del concepto de la alimentación intuitiva es que dejamos de hacer dieta de una vez por todas y, en vez de eso, escuchamos a nuestro cuerpo. ¿Tenemos hambre emocional? ¿Comemos sin tener hambre solo porque toca? ¿Nos terminamos todo el plato porque así nos lo han enseñado aunque después estemos demasiado llenos? ¿Tenemos hambre pero no comemos porque estamos haciendo dieta? ¿Después de un período de dieta y restricciones, nos damos un atracón? No sé a ti, pero a mí todas estas cosas me han pasado y cuando empiezas a escuchar tu cuerpo te das aún más cuenta de ello.

Si te llama atención el concepto de la alimentación intuitiva, las autoras del libro explican que se basa en estos 10 pilares:

Antes de empezar, las nutricionistas dejan claro que en caso de padecer trastornos alimentarios primero se debe hacer un tratamiento con profesionales hasta que los pacientes estén bien y puedan volver a confiar en su cuerpo, y entonces ya sí que podrán aplicar los principios de la alimentación intuitiva.

1.Rechaza la mentalidad de hacer dieta. Decide que no hacer dieta nunca más en tu vida. Las nutricionistas mencionan numerosos estudios que indican que hacer dieta, en vez de ayudar a perder peso, a largo plazo hace el efecto contrario. Además, en algunos casos potencia los desordenes alimentarios.

  • El hecho de restringir ciertos alimentos durante un período de tiempo hace que, cuando terminemos la dieta o nos la saltemos un día, nos demos un atracón de esos alimentos ‘prohibidos’.
  • Además, surge el efecto ‘qué más da’ (what the hell). Cuando hacemos dieta pero comemos un alimento que nos hemos prohibido, pensamos ‘ahora ya qué más da’ y comemos más, y mucha más cantidad la que habríamos comido si no lo hubiéramos restringido.
  • Hacer dieta produce el efecto de ‘La última cena’. Es decir, el día o días antes de empezar la dieta comemos un montón de alimentos ‘prohibidos’, ya que después no los podremos comer.
  • Todo este proceso es cíclico, al iniciar y terminar dietas.

2. Honra a tu hambre. Escuchemos nuestro cuerpo y comamos cuando nos lo pida. De esa forma, estaremos satisfechos y habrá muchas menos probabilidades de que nos demos un atracón de comida.

3. Reconcíliate con los alimentos. Descartemos la idea de que ciertos alimentos son “buenos” o “malos”. Aceptemos que podemos comer los que queremos. Al principio la idea de comer sin restricciones nos puede dar miedo y podemos pensar que comeremos incontrolablemente, pero no será así, la clave está en escuchar a nuestro cuerpo.

Además, si nos escuchamos, notaremos que ciertos alimentos nos sientan mejor que otros. Por ejemplo, si comemos una pizza con salsa picante entera para cenar quizá después estaremos muy llenos y tendremos sed toda la noche. Esto nos da indicaciones que quizá debemos comer menos cantidad (hasta que estemos satisfechos, no súper llenos), y quizá debemos optar por comer pizza más pronto o bien con otros ingredientes que nos den menos sed.

4. Reta al policía de la alimentación. Di que ‘no’ a los pensamientos de tu mente que te dicen que eres “bueno” por comer cierta cantidad de calorías y “malo” porque te has comido un trozo de tarta.

5. Siente cuándo estás lleno. Escucha tu cuerpo cuando te dice que ya no tienes más hambre. Observa los signos que te muestran que estás confortablemente lleno.

La alimentación intuitiva se basa en que escuchemos nuestro cuerpo, comamos cuando tengamos hambre, comamos alimentos placenteros tanto para el paladar como para satisfacer las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo– y dejemos de comer cuando estemos satisfechos.

6. Descubre el factor de satisfacción. Come con placer, en un entorno apetecible y siendo consciente de lo que comes.

7. Lidia con tus emociones sin usar la comida. Aprende cuándo tienes hambre emocional y lidia con tus emociones de otra forma que no sea a través de la comida.

8. Respeta a tu cuerpo. Acepta tu genética y no esperes tener el canon de belleza que establece la sociedad, que muchas veces no es realista ni saludable.

9. Ejercicio. Nota la diferencia. En vez de hacer ejercicio con el objetivo de adelgazar (por ejemplo), cambia de mentalidad y piensa en moverte más y hacer un deporte que te guste. Simplemente disfrútalo sin presiones.

10. Honra tu salud. Nutrición amable. Es importante que, una vez rechazada la mentalidad de dieta, estemos bien informados de las cualidades nutricionales de los alimentos y de los beneficios que aportan a nuestra salud para tomar decisiones savias en este sentido. Si, por ejemplo, nos apetece una tostada con mermelada, podemos preparar la mermelada en casa sin azúcar añadido o bien comprarla, y que esté igual de buena que otra que sí lleva azúcar añadido. No habrá sentimiento de privación, simplemente habremos tomado la decisión nutricionalmente más sabia y mejor para nuestra salud.

Si te ha parecido interesante el concepto de la alimentación intuitiva, puedes leer el libro mencionado y también consultar esta web.

Cómo ahorrar comiendo sin gluten

Una persona celíaca o sensible al gluten gasta 935€ más al año en la cesta de la compra, según el informe de precios de FACE 2019. Eso se debe a que los productos específicos sin gluten (pan, pasta, bollería…) son mucho más caros que los que llevan gluten. Entonces, ¿cómo podemos gastar menos? Te doy algunos consejos que puedes aplicar semana a semana y marcarán la diferencia a lo largo del año.

        1. Compra alimentos de temporada. En vez de pegar en tu nevera ese papel con una dieta para adelgazar que empiezas los lunes y nunca terminas, ¿por qué no un te imprimes un calendario con los alimentos de temporada y lo pones en tu frigorífico o en un sitio visible en tu cocina? Lo puedes cambiar mes a mes y, de esta forma, cuando vayas a comprar te será fácil recordar qué alimentos son de temporada –y más baratos–.

        2. Opta por los alimentos de proximidad. Por mucho que esté de moda el aguacate –y esté muy bueno, no lo negaremos– prioriza los productos de proximidad. Como indica la guía Pequeños cambios para comer mejor, comprar alimentos de proximidad “ayudará a la economía local, al desarrollo rural y del territorio, a la vinculación de los ámbitos rural y urbano y a la reducción de la contaminación derivada del transporte”. Por cierto, si quieres llevar una alimentación más sana y sostenible, te recomiendo leer esta guía.

        3. Compra más alimentos enteros y menos procesados. De hecho, una de las claves para ahorrar comiendo sin gluten es esta y me di cuenta de ello cuando hice el reto 21 días comiendo sin gluten y real food. Tiene todo el sentido del mundo porque lo que encarece la compra de las personas celíacas son los alimentos procesados y sin gluten: magdalenas, pan, galletas… Si no consumes estos alimentos o en menor cantidad, gastas menos. Además, ganas salud.

        4. Cocina en casa. Si compro el pan sin gluten hecho me cuesta unos 6€, mientras que si lo hago en casa, menos de 3€. Claro que hay que sumarle el tiempo que le dedico y el uso del horno, pero es que el pan sin gluten que yo preparo además es mucho más sano y no tiene mil ingredientes sino tres. Otro ejemplo, si hago un bizcocho sin gluten en casa me cuesta menos de la mitad que si lo compro hecho. ¡Y así con todo! Aquí te doy mil ideas de recetas de repostería sin gluten. ¡Saca el delantal y ponte manos a la obra!

        5. Evita el desperdicio de alimentos. En el año 2018 los hogares españoles desperdiciamos 1.339 millones de kilos o litros de alimentos o bebidas, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. ¡Más de mil millones! El 46% eran frutas, verduras y hortalizas. ¿Cómo puedes evitar este desperdicio de alimentos? Planifica:

  • Prepara un menú semanal (ten en cuenta los alimentos que ya tienes en la despensa y debes gastar).
  • Haz una lista de la compra teniendo en cuenta ese menú.
  • Compra los alimentos de la lista, evitando comprar otros para que no tengas exceso de comida.
  • Cocina los platos del menú y utiliza antes los alimentos que veas que se pondrán malos en poco tiempo.
  • Cómetelos, claro. ¡Que no se desperdicie el tupper en la nevera!

        6. Aprovecha los descuentos. A lo largo del año las marcas lanzan distintos descuentos, ¡tenlo presente! En mayo, como es el mes del celíaco, muchas marcas lanzan ofertas. También durante el Black Friday y el Cyber Monday (que se acercan, por cierto). Además, a veces las asociaciones de celíacos ofrecen descuentos a sus asociados. Por ejemplo, yo utilizo los de la Asociación Celíacs de Catalunya. Si eres de otra asociación, ¿ya te has fijado si puedes obtener descuentos?

¿Se te ocurren más ideas para ahorrar en la cesta de la compra sin gluten? Escríbelas en un comentario, ¡nos serán de utilidad a tod@s!

Restaurantes sin gluten en Montpellier

Como quizá ya sabes, este verano he viajado al sur de Francia y he visitado ha sido Montpellier. ¡Es una ciudad con mucho encanto! En este post te hablo de los restaurantes sin gluten en Montpellier y también te explico dónde puedes encontrar productos para celíacos.

Otra ciudad a la que he viajado ha sido Avignon y te hablo de sus restaurantes sin gluten en este post.

Restaurantes

  • Les Damoiselles de Montpellier (2 Rue de la Carbonnerie, Montpellier): En esta bonita pastelería situada en el centro de Montpellier preparan menús para celíacos. Todos sus productos son sin gluten (por lo que no debes sufrir por la contaminación cruzada) y también tienen opciones sin lactosa y para veganos. ¡Sus postres están espectaculares! Toda la semana preparan el mismo menú (y solo abren al mediodía), por lo que no te recomiendo ir más de una vez por semana si no te apetece comer lo mismo.  Este restaurante lo recomienda la Asociación Celíacos de Francia.

 

montpellier sin gluten

Hay otro restaurante que aún recomienda la Asociación en su web pero ya ha cerrado y te lo explico para que no te pase como a mí y vayas hasta allí para nada. Se trata de La Coutinelle (25 rue de l’Université, Montpellier).

La Asociación no recomienda ningún otro restaurante en esta ciudad, pero si conoces otro establecimiento en el que preparen platos sin gluten y sin trazas, no dudes en escribirlo en los comentarios. Yo los otros días comí en el apartamento y no te puedo ayudar más en este sentido, ¡ya me gustaría!

Tiendas

  • Carrefour City (Avenue de la Justice de Castelnau, 34090, Montpellier): Al lado del apartamento donde me alojaba encontré este supermercado en el que había una sección con comida sin gluten (pan, pasta, bollería…). Por lo que si te alojas en un apartamento como hice yo, seguro que encontrarás opciones para ti en el súper. Este está un poco alejado del centro pero hay otros más cerca.

celiacos montpellier

3 visitas turísticas que te recomiendo

¿Qué no te puedes perder?

    • Las calles del centro de Montpellier: toda la parte del centro es peatonal y hay un buen ambiente increíble. En verano por la noche puedes tomar algo en una terraza mientras escuchas música. ¡Simplemente genial! Verás partes de bicicletas pegadas en las fachadas de los edificios. ¿Sientes curiosidad? Visita la ciudad y averigua quién las ha puesto allí.
    • City tour: si te apetece conocer la historia de la ciudad en profundidad, haz un tour con un guía turístico. ¡Descubrirás muchos detalles que de otra forma te pasarían desapercibidos! Yo hice uno mediante Free tour (no hay un precio cerrado sino que cada uno ofrece la voluntad al guía).
    • Jardín de las plantas: deja que la naturaleza te invada en este jardín botánico lleno de vida. Es el más antiguo de Francia y allí vive un árbol que tiene más de 400 años, ¿lo encontrarás?

¿Conoces otros restaurantes sin gluten en Montpellier? ¿Has ido al que te recomiendo? ¡Explica tu experiencia en los comentarios!

montpellier sin gluten