Guía para principiantes celíacos perdidos y con mil dudas

¿Hace poco te han diagnosticado celiaquía o sensibilidad al gluten y estás más perdid@ que Alicia en el país de las Maravillas? Con esta guía para “principiantes celíacos” espero ayudarte. Tendrás que interiorizar bastantes conceptos al principio, pero puedes tomártelo como una aventura de aprendizaje que te llevará a tener buena salud, que es lo más importante.

¡Alerta! Estos consejos son para personas YA diagnosticadas. Si no te han diagnosticado aún pero crees que puedes ser celíaco, acude a tu médico antes de empezar la dieta sin gluten.

Te lo explico en 10 pasos porque lo breve, si bueno, dos veces bueno, o como mínimo eso decía mi profesora de literatura castellana.

1. Por un lado, es fundamental que te asesore de forma personalizada tu médico especialista, un dietista-nutricionista especializado en celiaquía y también te aconsejo ir a una asociación de pacientes, ya que son las personas expertas que más te podrán informar de forma fiable. Por otro lado, no te fíes del contenido que encuentres en foros, en algunos blogs o webs, en grupos de Facebook… En Internet hay de todo -información verídica pero también auténticas barbaridades- y es importante que estés bien informad@ porque se trata de tu salud.

2. ¿Qué cereales llevan gluten? Trigo, cebada, centeno, avena* y triticale. No los puedes consumir ni tampoco los productos que los contienen (ya sea como ingrediente o trazas). *Puedes consumir avena si está etiquetada “sin gluten”, aunque algunas personas celíacas no la toleran.

3. ¿Qué son las trazas? No solo debes tener en cuenta que el gluten no esté en la lista de ingredientes de un producto sino que también debes tener presente la contaminación cruzada (trazas), que no siempre está indicada en el producto. Por ley no es obligatorio que los fabricantes indiquen las trazas, es voluntario. Algunos fabricantes las indican y otros no. Te pongo un ejemplo, un bote de tomate frito puede no tener gluten como ingrediente pero sí trazas si durante la fabricación ha entrado en contacto con el gluten porque en la fábrica hacen otros productos con gluten.

4. ¿Cómo sé qué productos son sin gluten? Cuando compres un producto que pueda contener gluten, debes asegurarte que lleve la mención “sin gluten” en la etiqueta, lo que indica que contiene menos de 20ppm y es apto para celíacos. Otra opción es consultar las listas de alimentos que tienen las Asociaciones de Celíacos. Si un producto está en esa lista, aunque no lleve el símbolo “sin gluten” en el etiquetado, es apto, porque el fabricante ha confirmado a la asociación que es sin gluten (menos de 20ppm).

5. ¿Qué son las 20ppm? Para que los productos sean aptos para celíacos deben contener menos de 20 partes por millón de gluten (<20ppm). Si contienen más, ya no son aptos.

6. ¿Solo puedo comer alimentos que lleven el símbolo “sin gluten” o que estén en las listas de las Asociaciones de Celíacos? No, los productos libres de gluten por naturaleza no llevan el símbolo “sin gluten” y los puedes comer tranquilamente: fruta, verdura, carne, pescado, leche, legumbres (excepto las lentejas, que podrían contener gluten), frutos secos al natural y un largo etcétera. Es por ello que te recomiendo consultar este manual de la Asociación Celíacs de Catalunya. Entre otra información sobre el etiquetado de los productos sin gluten, te explica la clasificación de alimentos (qué productos son libres de gluten por naturaleza, cuáles podrían contener gluten y cuáles contienen gluten). Seguro que te quedará más claro cuando lo mires.

7. ¿Puedo ir a los restaurantes que ponen “sin gluten” en el menú? Es un tema complejo porque muchos restaurantes indican “sin gluten” pero no tienen en cuenta las trazas, y si eres celíaco o sensible al gluten, no puedes comer allí porque te puedes contaminar. La recomendación es ir a establecimientos que han sido acreditados por las Asociaciones de Celíacos, ya que para ser acreditados han pasado los protocolos de seguridad alimentaria en gestión del gluten y el plato final que ofrecen al celíaco es seguro.

8. ¿Qué hago si voy a una ciudad en la que no hay sitios acreditados por las asociaciones? Puedes llevarte tu comida o, si decides ir a un restaurante, explicarles que eres una persona celíaca, pedir platos que por naturaleza no llevan gluten y, sobretodo, asegurarte que saben cómo deben cocinar teniendo en cuenta la contaminación cruzada. Debo advertirte muchos establecimientos no lo tienen claro y haciéndoles unas cuantas preguntas detectivescas podrás ver si realmente saben cómo cocinar para una persona celíaca o bien no tienen ni idea de lo que significan las trazas.

9. Cuando cocino en casa, ¿también debo tener en cuenta las trazas? Sí. Hay una larga lista de cosas a tener en cuenta, desde no utilizar utensilios de madera a limpiar el horno con agua y jabón antes de cocinar para la persona celíaca. Aquí puedes consultar más requisitos a tener en cuenta.

10. ¿Y las trazas en la mesa? Si sirves comida con y sin gluten debes seguir un protocolo para evitar la contaminación cruzada: no pasar platos con gluten por encima de los que contienen gluten, no cortar pan con gluten en la mesa ya que las migas se esparcen fácilmente, etc.

Estos 10 consejos te servirán para empezar a hacerte una idea, pero te aconsejo que investigues mucho más (consultando sitios web o personas fiables) y que te conviertas en un mini experto en la dieta sin gluten. Es muy útil que también se lo expliques a tus familiares y amigos para que entiendan que lo haces por tu salud, no por moda. Además, las trazas no son una tontería y se deben tomar en serio. A la larga pueden causar graves problemas de salud, desde infertilidad a linfomas gastrointestinales.

¿Tienes más dudas? Las puedes escribir en un comentario y te responderé.

¡Comparte este artículo y ayuda a que otros “celíacos principiantes” estén un poquitín mejor informados!

Fuentes consultadas para redactar este post:
*Asociación Celíacs de Catalunya
*Federación de Asociaciones de Celíacos de España

¿Qué hábitos de vida saludables podemos adoptar para prevenir el cáncer?

Hoy es el Día Mundial Contra el Cáncer y quería escribir este post para recordarnos que el 30% de los cánceres se deben a factores de riesgo evitables como el tabaco, el sobrepeso y la obesidad, el alcohol, llevar una vida sedentaria…

Claro que en un 70% de los casos no podemos hacer nada, y que siempre conoceremos casos de personas que habrán bebido mucho alcohol o fumado toda su vida y siempre habrán gozado de buena salud, o al revés, pero no nos quedemos con esa información, quedémonos con que de que 1 de cada 3 cánceres los podemos evitar. ¿Por qué no poner al 100% de nuestra parte? Además, si llevamos un estilo de vida saludable, nos beneficiaremos en muchos otros ámbitos.

¿Qué hábitos saludables es importante que adoptemos? Aunque ya los conozcamos, nunca está de más recordarlos (e interiorizarlos):

1. No fumar. ¿Sabias que el tabaquismo es el factor de riesgo evitable que por sí solo provoca más muertes por cáncer en todo el mundo? Provoca aproximadamente el 22% de las muertes anuales, según datos de la OMS.
Por suerte nunca he fumado. Y te contaré una anécdota. Cuando trabajaba como becaria en una agencia de Publicidad y Relaciones Públicas me tocó hacer el clipping de todas las noticias relacionadas con el tabaquismo que salían cada día a los medios de comunicación. Casi podría asegurar que, con todo lo que leí, si hubiese fumado habría tomado conciencia para dejarlo.

2. Actividad física regular. La AECC recomienda realizar ejercicio físico moderado al menos durante 30 minutos, cinco días a la semana.
Siempre podemos sacar un ratito de nuestro día para hacer ejercicio. Podemos ir al parque, hacerlo en casa para ahorrar tiempo, si no tenemos 30 minutos podemos hacer 20…, ¡todo cuenta!
Creo que hay dos claves para hacer ejercicio con regularidad:
– Hacer algo que te guste.
– Convertirlo en un hábito.
¿Opinas igual? ¿Alguna clave más que se te ocurra? ¡Déjala en los comentarios!

3. Dieta sana. Seguir una dieta sana es fundamental para evitar el sobrepeso y la obesidad. La OMS indica: “Existe un nexo entre el sobrepeso y la obesidad, por un lado, y muchos tipos de cáncer, como el de esófago, colon y recto, mama, endometrio y riñón, por el otro. Las dietas ricas en frutas y hortalizas pueden tener un efecto de protección contra muchos tipos de cáncer.”
Ojo, y una dieta sana no consiste en que comamos productos light y batidos raros el mes de enero y nos zampemos bombones de San Valentín (con ingredientes que ni sabemos nombrar) en febrero. Otro día ya escribiré otro artículo sobre ello. Por el momento, creo que es interesante conocer el movimiento #realfood.

4. Evitar el alcohol. El consumo de alcohol es un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer. ¡Queda dicho!

5. Evitar la exposición solar. Utiliza un protector solar y sigue estos consejos de la AECC para protegerte del sol durante TODO el año.

Por lo que se refiere a la enfermedad celíaca, hay que tener presente que, como indica la Asociación Celíacs de Catalunya, la celiaquía no diagnosticada ni tratada puede llevar a desarrollar limfoma intestinal u otros cánceres gastrointestinales, por lo que es fundamental:
1) Si ya te han diagnosticado, seguir estrictamente la dieta sin gluten de por vida, teniendo en cuenta las trazas.
2) Si no tienes ningún diagnóstico pero padeces algunos síntomas que te hacen sospechar que podrías ser celíaco, ir al médico para que te haga las pruebas pertinentes. Y si tienes familiares celíacos es importante que te hagas las revisiones correspondientes.

Espero que estos consejos de prevención te parezcan interesantes y te animes a incorporar alguno de ellos -si no todos- en tu vida. Te dejo, ¡que me voy a hacer ejercicio un ratito! 😉

Comer sin gluten NO es más sano

La ‘moda’ de comer sin gluten ha llegado y espero que no sea para quedarse. Muchas personas tienen la creencia errónea que comer sin gluten es más sano, y nada más lejos de la realidad. De hecho, los productos sin gluten como el pan, la pasta o la bollería tienen más aditivos, más azúcares y más grasas. ¿Por qué? Pues porque sin el trigo a los fabricantes les es mucho más difícil conseguir que los alimentos tengan las mismas características organolépticas que los que llevan gluten. Se está trabajando para que cada vez sean más sanos y se parezcan más a los alimentos con gluten, y ha habido un gran avance en los últimos años, pero no por ello son más saludables que los alimentos con gluten.

La realidad es que no hay motivos para que las personas coman sin gluten porque crean que es más sano, solo lo deberían hacer las personas celíacas, alérgicas al trigo, con dermatitis herpetiforme, sensibles al gluten no celíacas o con otras patologías a quien un médico les ha hecho las pruebas necesarias y les ha indicado que necesitan comer sin gluten por salud.

Todas las personas, celíacas o no, para tener una buena salud debemos basar nuestra alimentación en frutas, verduras, frutos secos, legumbres…, y evitar los alimentos procesados. Me parece muy interesante el movimiento Realfooding, que está creciendo con fuerza y reivindica que comamos comida real (fruta, verdura, frutos secos, legumbres, carne, pescado…) y que evitemos la comida ultraprocesada (bollería industrial, bebidas energéticas, salsas comerciales, panes refinados, carnes procesadas…). Realmente, cuando miramos las etiquetas de los productos procesados vemos que muchos llevan mil ingredientes y muchas veces con nombres ininteligibles. ¿Cómo van a ser buenos para nuestra salud?

En definitiva, que si una persona quiere comer sano, celíaca o no, que se coma una manzana.

Consulta las recetas sanas del blog. 😉

Restaurantes sin gluten en Barcelona

Si vives en Barcelona o vas a pasar unos días en esta ciudad, espero que te sea útil esta lista de restaurantes sin gluten en Barcelona. Todos ellos están certificados como aptos para celíacos por la Asociación de Celíacos de Catalunya, por lo que tienen presente la contaminación cruzada y todos los requisitos necesarios para que sea seguro comer allí. Dicho esto, ¡qué aproveche!

Il Piccolo Focone
C/ Dos de Maig, 268
¿Te apetece ir a un italiano apto para celíacos? ¡Este es tu sitio! Cómo no, tienes que probar sus platos de pasta fresca -elaborada por ellos mismos- y su pizza sin gluten. ¡Hay una gran cantidad de pizzas para que elijas la que más te apetezca! Yo la pido sin queso porque no puedo tomar lactosa, pero está rica igual. Si vas en fin de semana te recomiendo reservar antes de ir. Un restaurante muy acogedor situado cerca la parada de metro Sant Pau / Dos de Maig. De media te puede costar unos 15€ por persona.

Restaurante sin gluten en Barcelona Il Piccolo Focone

Out of China
C/ Aribau 112
¡Me encantó la primera vez que fui! Este restaurante chino es muy céntrico, está cerca de la parada de metro Diagonal y lo mejor es que todos sus platos están buenísimos. El personal es muy atento y cuando les indicas que eres celíaco lo tienen en cuenta desde el primer momento (y si tienes otras intolerancias, también). Si tomas el menú te saldrá a buen precio. ¿Te gusta la comida china? ¡Out of China te espera! De media el menú te puede costar unos 15€ por persona.

restaurante sin gluten Out of China

Conesa Entrepans
C/ Llibreteria, 1-3
Situado en un lugar muy céntrico, en Plaza Sant Jaume, este sitio es ideal si te apetece un bocadillo sin gluten. También tienen sin lactosa y, si tienes otras intolerancias como es mi caso, te lo miran en la tabla de alérgenos y te indican cuáles puedes comer. Puedes elegir entre una gran variedad de bocadillos y están muy buenos. Los puedes pedir para llevar pero también hay una zona con mesas para sentarse y tomar algo rápido. El bocadillo de la imagen es el de lomo vegetal. De media te puede costar unos 6€ por persona.

restaurante bocadillos sin gluten Conesa Entrepans

Maximilian Salsixers
C/ Deu i Mata, 111 L-2 (CC L’Illa Diagonal)
Si vas de compras por la Illa Diagonal, te será útil conocer este restaurante ubicado en el centro comercial. Tiene una carta sin gluten con bocadillos, patatas, cerveza… Perfecto para ir a tomar algo con los amigos. El bocadillo de la foto es de chistorra. De media te puede costar unos 10€ por persona.

restaurante sin gluten en Barcelona Maximilian Salsitxers

Messie sin gluten
C/ Siracusa, 15
¿Has quedado para tomar algo por Gracia? Puedes ir a cenar a este restaurante. ¡Sus pizzas están súper buenas! Te las pueden preparar con queso sin lactosa. Siempre está muy lleno por lo que te recomiendo llamar previamente para reservar. Si vives en esta zona de la ciudad también puedes pedir que te traigan la pizza a casa durante la semana (los fines de semana no), pero te recomiendo ir al restaurante preferiblemente, ya que las veces que me la han traído a casa no estaba recién hecha. De media te puede costar unos 15€ por persona.

pizzeria sin gluten barcelona messie

Cal Marius
C/ Mallorca, 449
No se encuentra todos los días un restaurante de tapas en el que te las preparen todas sin gluten. Además también son sin lactosa y sin soja (en mi caso me va perfecto). Para picar te recomiendo las croquetas de pastrami y los nuggets de pollo. ¡Qué buenos! Tienen una gran cantidad de cervezas, por lo que si eres cervecer@ puedes probar una distinta cada vez que vayas. ¡El trato al cliente es muy bueno! De media te puede costar unos 15€ por persona.

restaurante de tapas sin gluten Cal Marius

¿Qué te han parecido estos restaurantes? ¿Qué tal la experiencia si has ido? ¡Explícala en un comentario debajo! A continuación te indico más restaurantes sin gluten en Barcelona, aunque a estos aún no he ido. A medida que vaya iré añadiendo fotos y actualizando la información.

En Ville
C/ Doctor Dou, 14
En este restaurante, situado en el Raval, podrás degustar platos elaborados con productos frescos y de temporada. Todos los platos de su carta son aptos para celíacos.

NBA Café Barcelona
La Rambla, 120
Un restaurante céntrico, situado en La Rambla, en el que podrás degustar platos típicos de la gastronomía Americana en un entorno que encantará a los aficionados de la NBA. Tiene una carta para celíacos en la que podrás elegir nachos, hamburguesas, ensaladas, cerveza sin gluten, etc.

Otto Sylt
C/ Gran Via de les Corts Catalanes, 622
Situado en el centro, cerca de plaza Catalunya, este restaurante tiene una carta apta para celíacos en la que destacan las salchichas alemanas y las hamburguesas.

Citrus Restaurantus
Paseo de Gràcia, 44
Un restaurante muy céntrico con vistas al Paseo de Gràcia donde podrás degustar cocina mediterránea elaborada con los mejores ingredientes. Los jueves hay música en directo. Dispone de una carta para celíacos con una gran variedad de platos.

Thai Barcelona
C/ Diputació, 273
Un restaurante de cocina tailandesa con una carta para celíacos con entrantes, fideos y arroces, platos principales, platos para acompañar y postres. ¡Tiene muy buena pinta!

Tommy Mel’s
Pg. Potosí, 2 (CC La Maquinista)
Si vas de compras o al cine en el centro comercial La Maquinista, acuérdate que puedes ir a comer en este restaurante de comida casera Americana, que tiene una carta sin gluten. ¡A por las hamburguesas!

Tr3s Temps
Pl. de l’Estació, 8-9
Situado cerca de la estación Sant Andreu Comtal y también de La Maquinista, en este restaurante de cocina mediterránea casera podrás probar una gran variedad de platos, tapas y bocadillos sin gluten.

La Fonda del Port Olímpic
C/ Moll Gregal, 7-9
Como su nombre indica, este restaurante de cocina mediterránea está situado en pleno Puerto Olímpico de Barcelona. Con productos frescos y de calidad, preparan paellas, marisco, pescado y carnes a la brasa. Tienen pan sin gluten y en la carta indican los platos que son aptos para celíacos.

¿Qué te han parecido estos restaurantes sin gluten en Barcelona? Cuando vayas, no dudes en dejar un comentario explicando tu experiencia. 😉

Mi experiencia como voluntaria en la Associació de Celíacs de Catalunya

Hoy es el Día Mundial de los Voluntarios y he querido preparar un post distinto, explicando mi experiencia como voluntaria en la Associació de Celíacs de Catalunya y también el viaje que hice a Belgrado en el encuentro de las Asociaciones de Celíacos de Europa. ¿Qué opináis del voluntariado? ¿Colaboráis con alguna Asociación? ¡No dudéis en responderme con un comentario!

¿Por qué creo que es interesante dedicar nuestro tiempo libre –teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros trabajamos 40 horas semanales o más– a colaborar como voluntarios? Generalmente elegimos una causa que de alguna forma nos representa. Como es lógico, es poco probable que colaboremos con algo que no tiene nada que ver con nosotros. Ser voluntarios nos permite ayudar a otras personas y también defender nuestros intereses y los del colectivo. En mi caso, como estoy en la junta de la Asociación, me motiva el hecho de estar al día de las novedades, poder opinar y colaborar en la toma de decisiones, aportar mi experiencia y conocimientos, aprender, conocer los problemas y ayudar a buscar soluciones.

Cuando colaboras con una asociación eres consciente del gran trabajo que se realiza desde dentro y de la gran dedicación que requiere conseguir que mejore la situación de un colectivo. Por ejemplo, en el caso de la Associació de Celíacs de Catalunya se hace un gran esfuerzo para formar y acreditar a los establecimientos como aptos para celíacos, para que las personas celíacas puedan comer sin riesgo, sin preocupaciones y sin poner en riesgo su salud. ¡Y esta es solo una de las muchas tareas que se realizan!

La Associació de Celíacs de Catalunya me dio la oportunidad de viajar a Belgrado al encuentro ‘Coeliac Youth of Europe’ (CYE), donde el pasado septiembre nos reunimos los jóvenes representantes de las Asociaciones de Celíacos de Europa, todos voluntarios. Allí pudimos poner en común los problemas que tienen los jóvenes celíacos europeos y buscar soluciones. Desde la Association of European Coeliac Societies (AOECS), que es la Asociación que agrupa 35 Asociaciones de celíacos de 29 países europeos, un aspecto en el que se está trabajando y que considero fundamental es ofrecer facilidades a los celíacos cuando viajan. Soy la primera que he vivido los inconvenientes de comer en otros países. ¿Y quién no, verdad?

Otra actividad que se organiza cada año desde Coealiacs Yotuh of Europe (CYE) es un campamento de verano para jóvenes celíacos. Este 2017 se realizó en Alicante y lo organizaron los jóvenes de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). Acudieron 56 personas de 18 países distintos. El próximo año se hará en los Países Bajos. Estos campamentos son posibles gracias a los voluntarios que se ofrecen para organizarlo todo, ¡y creedme si os digo que no es nada sencillo! Los voluntarios de CYE también elaboran un boletín trimestral, Beat The Wheat, con interesante información sobre la celiaquía. Si queréis practicar inglés, aquí tenéis el enlace del último. Estos son solo algunos ejemplos de la labor de los voluntarios de CYE.

El gran trabajo que hacen las asociaciones es clave para que sigamos avanzando. En las redes sociales he leído comentarios de celíacos que explican que llevan muchos años siéndolo y que se ha avanzado mucho pero que, sin embargo, no siempre apreciamos todas las ventajas que tenemos en la actualidad. Realmente todo lo que se ha conseguido no ha sido por arte de magia, sino gracias al gran esfuerzo de muchas personas que lo han hecho posible.

Seguramente siendo voluntario no cambiarás el mundo, pero sí que estarás poniendo tu grano de arena para que, sumado a muchos otros, cambie.

Caja con productos sin gluten sorpresa

¿Habéis probado la QuéBox? Se trata de una caja de productos sorpresa y la podéis pedir de forma bimensual. Hay opción sin gluten y sin lactosa, en mi caso me es útil ya que no puedo comer alimentos que lleven ninguna de las dos cosas. Esta caja es ideal para descubrir nuevos productos y, si es la primera vez que la pides, tendrás descuento.

Desde Québox me han enviado un lote de productos (el que veis en la foto, aunque tengo que confesar que falta la bolsa de patatas fritas, que la abrí y volaron jaja). En este enlace podéis ver todos los que venían en la caja y qué marcas son, pero os hago un resumen y os explico cómo los tomo:

  • El queso y la leche sin lactosa, los utilizo para cocinar, por ejemplo: canelones sin gluten y sin lactosa.
  • La leche de almendras, la añado al café matutino con unas gotas de sucralosa para endulzarlo.
  • Los picatostes, los boquerones y las patatas fritas son perfectos para preparar un aperitivo, untando tostadas sin gluten con crema de pavo.
  • Los smoothies y el agua de coco son ideales para tomarlos a media mañana junto con la barrita ecológica. 
  • La ensalada de quinoa es un buen primer plato sano. La quinoa me encanta, es un pseudocereal que posee fibra y ayuda a nuestro sistema digestivo. ¡Qué rica!

Ahora ya toca pedir la caja de noviembre/diciembre, a ver qué sorpresas nos traerá. Quizá sea buena idea pedirla a los Reyes Magos (sí, ya sé que aún estamos a principios de noviembre, pero seguro que las luces navideñas no tardan en aparecer por doquier, tiempo al tiempo). 😉