Comer sin gluten NO es más sano

No hay comentarios

La ‘moda’ de comer sin gluten ha llegado y espero que no sea para quedarse. Muchas personas tienen la creencia errónea que comer sin gluten es más sano, y nada más lejos de la realidad. De hecho, los productos sin gluten como el pan, la pasta o la bollería tienen más aditivos, más azúcares y más grasas. ¿Por qué? Pues porque sin el trigo a los fabricantes les es mucho más difícil conseguir que los alimentos tengan las mismas características organolépticas que los que llevan gluten. Se está trabajando para que cada vez sean más sanos y se parezcan más a los alimentos con gluten, y ha habido un gran avance en los últimos años, pero no por ello son más saludables que los alimentos con gluten.

La realidad es que no hay motivos para que las personas coman sin gluten porque crean que es más sano, solo lo deberían hacer las personas celíacas, alérgicas al trigo, con dermatitis herpetiforme, sensibles al gluten no celíacas o con otras patologías a quien un médico les ha hecho las pruebas necesarias y les ha indicado que necesitan comer sin gluten por salud.

Todas las personas, celíacas o no, para tener una buena salud debemos basar nuestra alimentación en frutas, verduras, frutos secos, legumbres…, y evitar los alimentos procesados. Me parece muy interesante el movimiento Realfooding, que está creciendo con fuerza y reivindica que comamos comida real (fruta, verdura, frutos secos, legumbres, carne, pescado…) y que evitemos la comida ultraprocesada (bollería industrial, bebidas energéticas, salsas comerciales, panes refinados, carnes procesadas…). Realmente, cuando miramos las etiquetas de los productos procesados vemos que muchos llevan mil ingredientes y muchas veces con nombres ininteligibles. ¿Cómo van a ser buenos para nuestra salud?

En definitiva, que si una persona quiere comer sano, celíaca o no, que se coma una manzana.

Consulta las recetas sanas del blog. 😉